Página web de Área Oftalmológica Avanzada

Página web de Área Oftalmológica Avanzada


BUSCAR EN ESTE BLOG

miércoles, 13 de abril de 2011

HIPERTENSIÓN OCULAR (HTO) vs GLAUCOMA

¿Qué diferencia a estos dos procesos y cómo hay que enfocar su diagnóstico precoz?


El Glaucoma se define como una neuropatía óptica progresiva  de causa multifactorial, donde uno de los factores de riesgo más importantes es la presión ocular elevada. Con esta definición estamos señalando que la hipertensión ocular, en función de sus valores y del tiempo de duración, ocasionará un deterioro del nervio óptico, cuando se produzca esta alteración, entonces hablamos de glaucoma.

Sabemos que la hipertensión ocular, que nada tiene que ver con la hipertensión sistémica arterial, cuanto más elevada y mayor tiempo actúe, con mayor probabilidad terminará en un glaucoma pero, no todos los glaucomas tienen como causa de la enfermedad la hipertensión ocular, aunque no es menos cierto que la mayoría de glaucomas aparecen en ojos afectos de hipertensión ocular.

El glaucoma es una de las primeras causas de ceguera en el mundo, lo cual lo define como una enfermedad grave. Uno de los problemas más importantes que tenemos con el glaucoma es que no suele producir molestias hasta fases de la enfermedad en que ya se ha producido una pérdida parcial de la visión, con carácter irreversible, por lo que su diagnóstico precoz es difícil de realizar.

Hasta hace poco se descubría un paciente glaucomatoso en una exploración rutinaria tomando la presión intraocular. Si la presión estaba elevada, se realizaban más pruebas y se llegaba al diagnóstico. Sin embargo hemos visto que, aunque la toma de la presión intraocular es un primer paso, no nos ayuda demasiado, ya que hay glaucomas que cursan con presión normal, Glaucomas Normotensional, y pacientes que debido a otros factores como el grosor de la córnea, los valores de la PIO, no son reales, están falseados y pueden estar elevados o disminuidos, situación más grave porque si no se hacen màs pruebas, ese posible glaucoma pasara desapercibido.

Hoy en día nos sigue resultando difícil predecir con exactitud el valor de la Presión Intraocular (PIO) que provoca daño en el nervio óptico.

No todos los  hipertensos oculares desarrollan  glaucoma (afectación del nervio óptico), ni todo normotenso ocular está exento del riesgo de padecer glaucoma.

¿Cómo podemos saber si un  paciente tiene riesgo elevado de desarrollar glaucoma?


  1. Por un lado debemos apoyarnos en una exploración oftalmológica completa, haciendo especial hincapié en el aspecto del nervio óptico. 
  2. Por otro lado debemos valorar los antecedentes familiares y personales.
  3. Apoyarnos en las nuevas tecnologías que cada vez intentan acercarnos más al diagnostico precoz o riesgo de padecer glaucoma.


1.Exploración oftalmológica:

  • Medición de la PIO. Se considera intervalo de normalidad valores entre 18-21 mm de HG
  • Grosor corneal (PAQUIMETRIA). Paquimetrías con valores bajos pueden dar valores de PIO inferiores a los reales y, un valor elevado del grosor corneal, puede dar valores de la PIO altos que induzcan a pensar que se trata de una hipertensión glaucomatosa.
  • Aspecto de la papila.  Generalmente, cuando detectamos alteraciones morfológicas a nivel de papila, el glaucoma ya está establecido.


2.Antecedentes familiares de glaucoma, así como miopía, diabetes,  raza afro-americana, etc, son factores a tener en cuenta de cara a valorar el riesgo de sufrir glaucoma.


3.Tecnología. Actualmente se requiere una serie de instrumentos para poner en evidencia las posibles lesiones oculares relacionadas con el glaucoma. En Área Oftalmológica Avanzada disponemos de los medios tecnológicos necesarios para poder valorar no solo el grado que presenta el glaucoma y su progresión, sino también el riesgo de sufrir glaucoma, utilizando técnicas especiales de diagnóstico precoz.



PRUEBAS SCREENING GLAUCOMA:

Gonisocopia

Retinografia

ORA

CV (CV azul –amarillo/FDT)

GDX

OCT papila y células ganglionares


Gonioscopia: nos sirve para dividir a los glaucomas en los dos grandes grupos, a saber, ángulo cerrado o ángulo abierto.

Hoy en día también disponemos del OCT de cámara anterior para medir el ángulo y discriminar estos dos tipos de glaucoma.

 



Retinografía: es una fotografía realizada al fondo de ojo que nos permite estudiar con detenimiento la morfología de la papila y valorar pequeñas hemorragias en astilla.



ORA: medición de la PIO ajustada por la biomecánica corneal.  Nos permite valorar la presión intraocular en función de la paquimetría y la elasticidad corneal.




Perimetria Computerizada (campo visual): examen oftalmológico complementario que estudia la alteración del campo visual. Se analiza y cuantifica la sensibilidad de la retina a diferentes estímulos luminosos que varían de intensidad, tamaño y ubicación. De importancia fundamental en el diagnóstico y seguimiento de pacientes con glaucoma.

Pese a que supone un gran avance en el diagnóstico del glaucoma, solo detecta alteraciones a partir de una pérdida del 40% de las células ganglionares de la retina, demasiado tarde para ser el único instrumento de prevención de la pérdida visual.

Por ello se han desarrollado otras técnicas basadas en la perimetría para la detección precoz, como las estrategias basadas en estímulos de onda corta, azules, en fondo amarillo.

 



Analizador de Doble Frecuencia (FDT): 
Basado en la teoría del daño selectivo y la teoría de la redundancia, busca poner de manifiesto el daño específico de las fibras nerviosas de la retina y nervio óptico que conducen la señal de la visión del movimiento, vía. Diversas experiencias pusieron de manifiesto que en el glaucoma se dañaban antes este tipo de fibras nerviosas, por ello se buscó un método que pudiera poner de manifiesto su alteración.
El Analizador de Doble Frecuencia permite estudias la vía magnocelular. Se trata de un test que requiere menos tiempo que una campimetría normal, menor nivel de atención del paciente  y goza de mayor sensibilidad y especificidad.
Las lesiones del nervio óptico se ponen de manifiesto con un daño del 20%, frente al 40% que era necesario en la campimetría clásica, lo cual supone un gran adelanto en el diagnóstico precoz.

GDX (polarimetría láser):  estudia el espesor de la capa de fibras nerviosas (CFNR), midiendo el retardo en el has de un láser polarizado, inducido por los microtúbulos birrefringentes de los axones de las células ganglionares.



Analiza una franja de la CFNR peripapilar y ofrece diversos mapas y parámetros. Se incluye en el indicador  fibras nerviosas y los parámetros relativos  la curva que representa el espesor de la capa de fibras nerviosas, curva TSINT.

Detección de lesiones a partir del 10% de afectación del nervio óptico

OCT papila y células ganglionares: nos permite estudiar, tanto de forma cuantitativa como cualitativa, los cambios que se producen en esta capa a nivel de la retina peripapilar. También proporciona una información morfométrica y topográfica del estado de la cabeza del nervio óptico.
Capa de células ganglionares en región macular: cambios estructurales significativos para el diagnóstico precoz del glaucoma.
Detección de las lesiones a partir del 15% de afectación del nervio óptico.




¿Cuándo tratar?

Se considera paciente de riesgo y precisa tratamiento si:

  • Presenta defectos en capa de fibras nerviosas retinianas
  • Cambios parapapilares
  • PIO > 30 mm de Hg


Factores de riesgo moderado:

  • PIO 24-29 mm de Hg sin defecto en capas de fibras nerviosas
  • Historia familiar de Glaucoma primario de ángulo abierto (GPAA)
  • Miopía alta
  • Relación excavación –disco vertical > 0.7
Factores de riesgo bajo:
  • PIO 22-24 mm de Hg


Conclusiones:

En esta enfermedad  lo más importante es detectar un hipertenso ocular antes de que llegue a evolucionar a glaucoma. Por ello la nueva tecnología que disponemos actualmente, está encaminada a la detección precoz del glaucoma.

¿Qué pruebas debemos pedir ante un HTO?

En una primera visita es aconsejable realizar:

  • Paquimetría
  • ORA
  • FDT
  • OCT células ganglionares y papila
  • GDX


En pacientes de alto riesgo o riesgo moderado se aconseja revisión cada 6 meses.

Pacientes de bajo riesgo requiere una revisión semestral o anula, según la historia clínica.

La cadencia de los controles siempre está en relación con la evolución de la enfermedad asociada a cada caso.

jueves, 17 de marzo de 2011

Abrimos un nuevo BLOG


www.oftalmologia-barcelona.com


Iniciamos una nueva etapa en el blog, incorporamos a algunos oftalmólogos y optometristas de Área Oftalmológica Avanzada que tiene cosas interesantes que contarnos. 

El objetivo final es dejar un blog de carácter más “profesional”,  con información más apropiada para gente relacionada con el mundo de la visión o para aquellos que quieran profundizar en los temas que iremos tratando.

Para complementar este blog profesional, abro uno nuevo dirigido a un público más general, con el objetivo de ofrecer noticias nuevas y comentar temas de actualidad  relacionados con la visión, siguiendo un formato de más fácil lectura,  con links para ampliar la información y con el ánimo de contestar a los comentarios que puedan surgir.

"El Glaucoma, cuándo y cómo tratarlo"

lunes, 14 de marzo de 2011

CIRUGÍA DEL GLAUCOMA, LA CANALOPLASTIA, UN NUEVO TRATAMIENTO

La canaloplastia es una de las nuevas alternativas quirúrgicas para reducir la presión en pacientes con glaucoma.

Es un procedimiento quirúrgico no perforante, que no requiere de la creación de una fístula y no tiene como resultado la formación de una ampolla como en la trabeculectomía tradicional.

El canal de Schlemm corre por la parte externa del iris. Su cometido es recoger el exceso de humor acuoso y drenarlo al  torrente sanguíneo para su reabsorción. En la mayoría de casos, el glaucoma suele estar causado por la obstrucción de este canal, produciéndose un acúmulo de humor acuoso en el interior del ojo y con ello un incremento de la presión intraocular.

La técnica consiste en la inserción de un microcateter en toda la extensión del canal de Schlemm, para agrandar en canal principal y los canales colectores,  mediante la inyección de un material estéril similar al gel. Se finaliza la cirugía retirando el catéter e insertando una sutura en el canal de drenaje.  La tensión en la sutura ayuda a controlar la presión del ojo.

Los estudios iniciados hace más de tres años,  han demostrado un alto grado de eficacia y un nivel de seguridad superior al que ofrecen otras técnicas, especialmente aquellas que requieren perforar el ojo, con mayor riesgo de hipotensión, inflamación, hemorragias e infecciones.



Cateter con luz para identificar el canal


imagen de ultrasonido del canal de Schlemm tras la viscodilatación


¿POR QUÉ CANALOPLASTIA? ¿QUÉ VENTAJAS APORTA?

La canaloplastia ofrece una alternativa válida a la trabeculectomía Intenta reducir la PIO con menor número de complicaciones.

Actualmente, en la cirugía del glaucoma seguimos luchando para mantener la filtración del humor acuoso a largo plazo. Habitualmente, además de “fabricar” una fístula de drenaje, utilizamos implantes y antimetabolitos para intentar evitar la fibrosis que aparece en el tiempo.

La canaloplastia es un paso más  para intentar reducir la presión intraocular a largo plazo. Es una técnica no perforante y mínimamente invasiva, lo cual reduce los riesgos de infección y una rehabilitación mucho más rápida. Con este método se consigue una reducción de la PIO de más de un 35%.

¿EN QUÉ PACIENTES ESTA INDICADA LA CANALOPLASTIA?

En un principio esta técnica estaría indicada en casi el 80% de los pacientes afectos de  glaucoma, en los de ángulo abierto, glaucomas pseudoexfoliativos o pigmentarios o glaucomas refractarios al tratamiento tópico  y estaría contraindicada en glaucomas de ángulo estrecho o iris en meseta, ojos con sinequias anteriores periféricas, ojos con inflamación ocular o neovascularización, trabeculplastia laser o trabecuectomía previa.

En nuestra Unidad de Glaucoma ya hemos empezado a trabajar con esta técnica y aunque no pretende sustituir a las otras, si vemos que puede aportar soluciones a pacientes glaucomatosos muy avanzados, donde una complicación postoperatoria podría suponer la pérdida irreversible de la visión que les queda.

Si quiere saber mas sobre Glaucoma visita estos enlaces
http://www.cverges.com/quiero-saber-mas/enfermedades-oculares-/glaucoma.htm
http://www.cverges.com/quiero-saber-mas/nuevos-diagnosticos-y-terapias/glaucoma.htm

lunes, 28 de febrero de 2011

Día Mundial del Glaucoma

GLAUCOMA, la ceguera que no avisa. Día Mundial del Glaucoma y jornadas de detección precoz (14-18 de marzo). MÁS VALE PREVENIR QUE CURAR.

El sábado 12 de marzo, se celebra el Día Mundial del Glaucoma (segunda causa de ceguera en el mundo) y durante la semana siguiente, del 14 al 18 de marzo, en Área Oftalmológica Avanzada realizaremos unas jornadas de puertas abiertas para la detección precoz de esta enfermedad.

Desde las 9 de la mañana hasta las 8 de la tarde se puede acudir a nuestro Centro para someterse de forma GRATUITA a una revisión con los nuevos sistemas de detección precoz del glaucoma.
Te esperamos en AOA,  Dalmases 42 (Barcelona)  935513300, info@areaoftalmologica.com y www.verges.com

Saber más sobre Glaucoma...


lunes, 7 de febrero de 2011

CRÓNICA DE UN ACCIDENTE (GRACIAS POR VUESTRO CARIÑO)

Estos días, todavía convaleciente tras el accidente de esquí de la semana pasada, alguien muy especial me regalo un libro, “Amo luego existo”, también muy especial, por el tema y porque el autor, Manuel Cruz, es uno de los profesores que tuve el privilegio de disfrutar en mi época de estudiante de filosofía (os lo recomiendo encarecidamente). Su lectura me ha hecho pensar en muchas cosas, como la de ponerme en esa línea de pensamiento cartesiano que te sugiere, entre otras, el tener cinco costillas rotas …. “siento mucho dolor, luego todavía existo”. Bromas a parte, su lectura, con el trasfondo de un recuerdo de lo acontecido todavía muy fresco, me hizo ver la suerte que he tenido, a nivel médico y muy especialmente  a nivel humano y me gustaría compartir  algunas reflexiones sobre las vivencias de estos días.

El pasado domingo, con un día maravilloso de sol y nieve en el Pas de la Casa, acompañado de familia y amigos, justo cuando nos dirigíamos a la cafetería de las pistas (la aspirina), en un momento de esos en que piensas, “ a mi esto no pesará nunca”, se me cruzo alguien (apenas lo puede ver) y en el afán de esquivarlo, me desequilibre y fui a caer sobre una valla de madera clavándome las estacas en el costado …., omitiré detalles pero el “crujio” por dentro (como diría un buen sevillano), tiene tela . Lo cierto es que al recuperar la respiración y comprobar que dentro de todo todavía existía (por lo del dolor), empezó todo un rosario de acontecimientos que vienen al hilo de lo que os quiero trasmitir (básicamente agradecimiento). Los pisters estaban allí mismo, hacían un cursillo, y raudos acudieron a socorrerme, yo levantaba la mano intentando que mi familia, a corta distancia, no se asustara al ver el tinglado que habíamos montado, cuando oí en ese acento porteño tan caracteristico, “che, que esto no es un gran premio y no esta la tele retrasmitiendo ….  y, viste,  el vuelo tampoco fue pa tanto como pa saludar a la afición” …. o cuando bajaba con la camilla, que seguía oyendo, “vamos carlitos, aguanta que ya falta poco” y por lo vagini, entre ellos, “viste, tira que este tio se ha reventado”, comentarios que ya hacían presagiar algo nada bueno. La verdad es que el cariño con que me trataron esos pisters, la gente del ambulatorio del pas y luego en el hospital de Merixel, no se olvida. En la ambulancia, con sabor a Cuba, la doctora me ofrecía compartir el arroset que le estaba esperando al dejarme y en el hospital, el médico de guardia, sobrio, como buen oscense y luego su jefe, del país, nos explicaban la situación, peliaguda pero, nuevamente con un cariño que te llega dentro, al tiempo que todas las enfermeras se esforzaban en que la estancia fuera lo mejor posible, para que luego digan que el sector sanitario ha perdido ese punto de entrega tan necesario para el que llega enfermo. Os aseguro que hacía mucho tiempo que no veía gente tan volcado en su trabajo y en intentar elevar la moral del que sufre.

Para altos vuelos fueron las horas siguientes. Con el riesgo de un cirugía inminente por rotura hepática, mi gente en Barcelona se movilizo para que me trasladarán a la clínica Teknon, por su prestigio y porque allí estaban algunos compañeros que se afanaron en prepararlo todo para cuidarme, el equipo médico de urgencias, el traumatólogo (mi amigo del alma, aunque nos veamos poco, como ocurre casi siempre con los mejores amigos) y el RACC. En cuestión de horas enviaron un helicóptero y, en plan película, te meten encajonado y atado hasta las orejas, con el techo a un palmo de la cara y, vas oyendo el comentario, “ya veras que sitios tan bonitos sobrevolamos, que suerte tienes de poder ir en helicóptero …” eso sí que es dar ánimos de altura y ser positivo. Suerte que en 45 minutos ya estaba en la Teknon. Mi más profundo agradecimiento a un equipo de gente que tanto hace por los accidentados, os aseguro que todavía los oigo tranquilizándome y  dándome ánimos, que gente tan buena. Ya en la Teknon, en la UCI, caras conocidas y las que no, como si fueran amigos de toda la vida. Los médicos y las enfermeras, con todo el follón que tenían (os aseguro que era un no parar), nunca dejaron de atender cualquier cosa que les pidiera y os aseguro que cuando estas “adolorido”, puedes llegar a ser muy cansino, especialmente yo, que me conozco. Felicidades al equipo de la UCI. 

Ya en planta, la misma historia, hecho polvo, sin poder moverme pero eso si, con un hambre que no es normal, bueno en mi caso  sí, esperando siempre a la señora que nos trae la comida, “la mujer más deseada de la clínica”, me consta, con esa sonrisa en la cara del que se sabe bien recibido. Que decir de las enfermeras, un encanto, siempre con una cara amable y dispuesta a ayudar, a que ese dolor se haga más llevadero, hasta el extremo del día que tenía que ir al wc, también omitiré detalles, aunque  la historia da para largo, pero eso sí fue una demostración de afecto y profesionalidad, aguantaron de todo, (una bomba de exterminación masiva), todavía me rio al recordarlo, vaya numerito.

Paralelamente a lo que sucedía en la clínica, mi familia, directa y la no menos real, la del trabajo. Las muestras de cariño y de ánimos han sido infinitas, hasta rayar con lo alarmante, “jefe, tranquilo y tómate los días que necesites, aquí todo controlado”, ¡ups! y entonces te asalta la duda del sentirte “prescindible”, hasta el punto de,” será que prefieren que no venga”. Los amigos, increíble, cómo corren las noticias y la cantidad de gente preocupada por el cómo estaba y el cariño y entrega …., “ya sabes Carlos, aquí estamos para lo que necesites”, amigos de todas partes, incluso el grupo del esquí, los que entrenamos, aunque alguno llegará a pensar,  “a este ya no me lo encuentro en las carreras” (no es que quiera ser pretencioso pero este año ahí estábamos, echándole afición y entrega, que es lo que cuenta, como nos dice la mister). Os aseguro que en estos días me he emocionado.  Finalmente mis hermanos, madre e hijos, aún los escucho, “tómatelo con calma que tu eres muy burro y eres capaz de coger lo que no tienes”, eso sí, dicho desde el cariño y Elena, siempre ahí, siempre dándolo todo, mi ángel de la guardia.

Bueno no me enrollo más. El caso es que quería dar las gracias a toda esa gente que ha estado ahí, ayudando y dando muestras de un cariño que si bien nunca dudé, si ha rebasado en mucho lo que podía llegar a pensar. Me he sentido amado locamente, como la cita del libro, y de ahí este escrito, cuando André Breton en “El amor loco”, le dedica a su hija lo que para él es lo máximo, “te deseo que seas amada locamente”, en contraposición a lo que todos solemos considerar como más lógico, “que ames locamente”, pues sin ánimo de entrar en el debate de quien es más feliz en cuestiones del amor, si el que recibe o el que da, yo he de decir que me he sentido así,  “amado locamente”, por la intensidad de lo recibido, que ha sido mucho y por lo surrealista de algunas de las vivencias de estos días. Gracias a todos, de corazón. Ahora me queda poder devolveros a todos ese “amor” que me habéis dado.

Por cierto, estoy ya muy recuperado y a punto de que me den el alta. Os quiero.