Página web de Área Oftalmológica Avanzada

Página web de Área Oftalmológica Avanzada


BUSCAR EN ESTE BLOG

viernes, 10 de enero de 2014

COMO DETENER LA PRESICIA

La aparición de la presbicia está relacionada con el proceso de envejecimiento general y de la misma forma que podemos mejorar el efecto del paso de los años, también podemos retrasar la aparición de la presbicia y conseguir que la evolución sea más lenta mediante el control de los factores que actúan sobre el envejecimiento ocular.

No hay una causa única para la presbicia.

En el número anterior (Diciembre 2013), comentamos algunos aspectos generales de la presbicia y señalaba la importancia de los últimos avances que explican por qué aparece y de ahí cómo podemos tratarla. Un primer aspecto a tener en cuenta es su carácter mulitfactorial, no hay una causa única y eso hace que el momento de manifestarse sea diferente en cada persona, incluso que la evolución sea también diferente.

Es cierto que la edad constituya el eje principal en la génesis de la presbicia pero de la misma forma que la edad no afecta a todos por igual y algunas personas parece que tengan una genética que las protege del paso de los años, esto también lo vemos en los mecanismos de la visión, en el proceso de envejecimiento del ojo, especialmente en la aparición de la presbicia.

La dieta tiene un papel importante sobre la presbicia.

En los últimos años están apareciendo estudios que demuestran que una dieta sana, deporte y dormir un mínimo de horas, supone un beneficio para la salud y entre los factores analizados está la presbicia, su aparición es más tardía y de evolución más lenta. Sabemos que la dieta es un factor clave y aunque no se puede hablar de una dieta universal (cada grupo de población tiene un tipo de dieta que es más beneficiosa para su salud).   

Ciñéndonos a nuestro entorno sí cabe decir que la dieta mediterránea tiene efectos beneficiosos sobre nuestro organismo y a nivel visual sabemos que la combinación de verduras y frutas de diferentes colores aportan vitaminas y minerales muy beneficiosos para el metabolismo celular de los tejidos oculares y más específico para la superficie ocular y los mecanismos de acomodación, especialmente el balance de omega 3 y omega 6.

Una dieta rica en alimentos que aporten omega 3 y pobre en omega 6 es la clave para frenar el envejecimiento y mantener un buen funcionamiento del sistema de enfoque ocular y retrasar la aparición y evolución de la presbicia. Pese a que todavía no hay publicados muchos estudios que lo evidencien, la experiencia nos demuestra que los pacientes con hábitos alimenticios que incorporan pescado azul (3 veces por semana), aceite de oliva, frutos secos y han eliminado la ingesta de carne roja (un máximo de 300 a 500 g al mes), presentan mejores resultados cuando se les analiza la capacidad acomodativa y esto se traduce en menor necesidad de gafas de cerca.

Protección frente a las radiaciones ultravioleta.

Otro factor importante en la aparición de la presbicia es la exposición a la radiación ultravioleta (UV), especialmente al sol. Sabemos que la radiación UV tiene un efecto sobre las células que acelera los mecanismos de envejecimiento y hay evidencias que demuestran este efecto sobre los ojos, especialmente sobre el cristalino, reduciendo su plasticidad y su trasparencia, efectos que ocasionan la disminución en la capacidad de enfoque de los objetos de cerca (presbicia) y la opacificación del cristalino (cataratas).

La radiación UV la podemos controlar utilizando gafas con filtros UV, especialmente en los meses de verano, con alto nivel de radiación, y en todas las actividades que realicemos durante las horas de sol, deporte en general y con especial atención cuando estamos en la nieve o en la playa.

El uso de ordenadores contribuye a la aparición de la presbicia.

Uno de los aspectos más relevantes en torno a la presbicia que han aparecido en los últimos años, es el que se relaciona con nuestra actividad profesional y el uso de ordenadores, tablets y smartphones. El hecho de mantener la mirada sobre la pantalla a una distancia fija, no permite ejercita los cambios de enfoque y el cristalino deja de trabajar su plasticidad. El mecanismo de enfoque variable, que incluye al cristalino, ligamento zonular y músculo ciliar, se "bloquea" sobre una determinada distancia y va perdiendo su capacidad de enfocar lejos-cerca.

Es indudable que el uso de estas tecnologías no lo cambiaremos por ello es muy recomendable tomar una serie de medidas para reducir su efecto negativo sobre la acomodación. El primer aspecto es no o acercarnos excesivamente a la pantalla, que el grado de contraste no sea muy elevado, que la luz ambiente no sea muy alta y sobre todo, no permanecer mucho rato fijando la mirada, es necesario variar el punto de fijación de forma frecuente, levantarse cada 20 o 30 minutos y realizar otra actividad que suponga fijar objetos lejanos y si estamos en una habitación que las distancias no lo permiten, levantar la mirada de la pantalla y permanecer un rato fijándonos en objetos que estén distantes, variando la posición de los ojos hacia arriba-abajo derecha-izquierda, como si realizáramos un "masaje" de la mirada.

Si bien estas recomendaciones sirven para retrasar la aparición de la presbicia y frenar su evolución, es cierto que el complemento ideal es realizar un estudio específico de la función visual, de los mecanismos de acomodación y visión próxima, a partir de los 40 años, edad que se inicia su deterioro, para poder ver qué factores pueden alterarse y establecer unos ejercicios de terapia visual específicos para retrasar la aparición de la presbicia. En unos casos irán encaminados a mejorar la profundidad de foco, en otros la sensibilidad al contraste o la resolución central, aspectos diferentes según cada paciente. No será lo mismo la situación de una persona que nunca utilizó gafas que aquella que padece miopía o hipermetropía, las manifestación y evolución de la presbicia serán muy diferentes. Ampliaremos el tema de la terapia visual en artículo que hablemos de tratamiento

viernes, 13 de septiembre de 2013

La vuelta del verano es la época del año con el índice más elevado de alteraciones oculares y descompensación de los que ya padecen alguna enfermedad. Una visita al oftalmólogo puede evitar muchos disgustos

Después del verano volvemos a la rutina , a la normalidad . El verano es un periodo en el que nos relajamos , es lo que toca , descansar y como solemos decir , "desconectar" . Esto es bueno pero sólo durante un cierto tiempo y sabiendo que después hay que hacer una revisión para ver cómo estamos y empezar bien "el curso " .



Los oftalmólogos sabemos que después del verano es la época del año con mayor índice de patología ocular y por eso hemos pensado que era bueno hacer una revisión práctica de estos problemas . Para que sea más fácil su comprensión , los dividiremos según la edad de la población, los que afectan a los jóvenes , hasta los 25 años , adultos entre 25 y 45 años y los de más edad , los que ya superaron los 45 años .

En los jóvenes , hasta los 25 años , suele ocurrir que en la mayoría de casos hay una mayor laxitud en la utilización de las gafas , la práctica de más deporte y sobre todo la playa y las piscinas , hacen incómodas las gafas y en muchos casos no se utilizan correctamente . Esta circunstancia no es relevante durante el verano pero con la vuelta a los estudios , al volver a forzar la vista , entonces sí puede ser un problema , aparecen cefaleas y visión inestable . Hay que insistir en la necesidad de volver a utilizarlas correctamente .

El problema de las gafas se puede ver incrementando debido a que en esta época estival es frecuente que cambie la graduación . Coincidiendo con cambios físicos "el tirón " , nos encontramos con que al hacer la revisión , muchas veces porque las gafas , monturas o cristales , no aguantaron el verano , la graduación ha cambiado y hay ajustarla para conseguir una correcta visión .

A jóvenes y también en adultos , nos solemos encontrar con problemas relacionados con el uso de lente de contacto , nos relajamos en los cuidados y suelen aparecer irritaciones y mayor deterioro de las lentes de contacto , haciendo necesario una consulta con nuestro contactólogo .

En los adultos con edades entre 25 y 45 años nos encontramos consultas por irritación de ojos , generalmente secundarias a un exceso de sol , de radiaciones ultravioleta , que requieren tratamiento puntual para evitar que esta irritación no se cronifique o desencadene el inicio de otros problemas como el ojo seco . Precisamente en aquellos pacientes que sufren de ojo seco , nos encontramos con que al salir de las ciudades y con el descanso , mejoran los síntomas y se relajan en la administración de lágrimas artificiales , de manera que cuando terminan las vacaciones no se acuerdan de volver a utilizarlas correctamente y reaparecen las molestias , descompensando la superficie ocular y haciendo necesaria la consulta al oftalmólogo .

En los adultos , especialmente en los que estarían entre los 40 y los 45 años , suelen aparecer los primeros signos de la presbicia , la vista cansada . Son frecuentes las consultas tipo : " doctor , yo antes veía de cerca y ahora , al volver al trabajo , noto mucha dificultad para hacer lo que hacía antes del verano " . La explicación es que ya se iniciaba la presbicia y , durante el verano , la relajación de la acomodación al no tener la misma carga de trabajo , ha dado pie a que se manifieste esta presbicia que todos sufriremos en algún momento de la nuestra vida . En estos casos es necesario explorar las funciones visuales y ver si hay algún tratamiento que pueda frenar su progresión . Las terapias visuales con ejercicios específicos y gotas pueden ser una buena solución y en los casos en que ya está establecida , se pueden plantear tratamientos de láser , lentes intraoculares o los nuevos implantes esclerales Refocus .

Para los que ya son más grandes, los que superan los 45 años , el principal problema que nos encontramos es la falta del correcto cumplimiento en la administración de los fármacos que utilizan. Durante el verano nos relajamos a la hora de ponernos las gotas o tomar la medicación que nos recomendaron y el resultado es la descompensación de las enfermedades que padecemos. Vemos con mucha frecuencia como en la revisión de Septiembre hay cambios en la presión intraocular , mayor sequedad de la superficie ocular , irritación de párpados y empeoramiento de las cataratas .

Como vemos , el índice de problemas oculares tras las vacaciones es muy elevado y en algunos caso puede tener consecuencias graves , por eso recomendamos hacer una visita al oftalmólogo para ver cómo estamos de salud visual , graduar nuevamente y ver si hay algún tipo de acción para normalizar aquellos procesos que suelen aparecer en la época estival . Una visita a tiempo es la mejor prevención .





Recomendaciones después del verano :


  • Revisar la graduación y el estado de las gafas .
  • Revisar horarios y cuidados de las lentes de contacto .
  • No banalizar una irritación ocular aparecida durante el verano .
  • Volver a establecer un calendario para las gotas
  • Revisar la presión de los ojos en los casos de Glaucoma
  • Acudir al oftalmólogo si hay una pérdida de visión .



lunes, 29 de julio de 2013

CIRUGÍA MíNIMAMENTE INVASIVA PARA EL TRATAMIENTO DE LA IRRITACIÓN OCULAR POR CONJUNTIVOCALASIA

Dr Carlos Vergés
Director de Area Oftalmológica Avanzada

Una de las causas más frecuentes de irritación ocular es la conjuntivocalasia, un trastorno que no siempre se diagnóstica o se trata adecuadamente. La conjuntivcalasia es un proceso de la conjuntiva bulbar, esta pierde la adherencia a los planos profundos, la esclerótica, y el parpadeo la hace más flácida, formando pliegues sobre el borde libre del parpado inferior, tal como aparece en la foto.

Conjuntivocalasia donde se aprecian los pliegues de conjuntiva sobre el borde libre del párpado inferior (asterisco) en A y con tinción de fluoresceína y luz cobalto en B.

Este trastorno provoca alteraciones en la película lagrimal y ocasiona un trastorno de superficie, un síndrome de ojo seco, con las molestias típicas de sensación de cuerpo extraño, quemazón e incluso visión borrosa (para saber más haz clic).

El tratamiento consiste en lágrimas artificiales y geles lubricantes pero, en muchos casos no es suficiente para eliminar las molestias y entonces es necesario realizar cirugía, el problema es que además de las molestias que  siempre supone un acto quirúrgico, los resultados tampoco eran del todo buenos, se extirpaba el exceso de la conjuntiva pero no se conseguía fijarla, se volvían a formar pliegues y reaparecían las molestias.

Actualmente la situación ha cambiado, la aparición de los bioadhesivos permite fijar la conjuntiva y reduce el traumatismo quirúrgico, tiene capacidad antiinflamatoria, coagulante y elimina la necesidad de utilizar suturas.

En nuestro centro de Area Oftalmológica Avanzada llevamos tiempo realizando esta cirugía y actualmente la hemos modificado realizando la exéresis de la conjuntiva en la región inferior, la zona que queda cubierta por el parpado, así el paciente no tendrá molestias y estéticamente no se ve la zona tratada  durante el proceso de cicatrización. La recuperación es casi inmediata, el paciente se reincorpora a su actividad diaria a las 24 hs y no será necesario retirar puntos.

En este link mostramos el video de nuestra técnica quirúrgica. Los resultados son muy buenos, con menos molestias postoperatorias y con una mejora de la sintomatología muy significativa, por ello la recomendamos cuando el tratamiento médico no es plenamente efectivo, en estos casos no buscamos otras alternativas, proponemos la cirugía por su alta eficacia, seguridad y rápida recuperación.


miércoles, 24 de julio de 2013

LA TERAPIA GÉNICA APORTA NUEVAS ESPECTATIVAS PARA RECOBRAR VISION EN ENFERMEDADES TERMINALES DE LA RETINA

Dr Joan Casado
Jefe de la Unidad de Retina y Vítreo. Area Oftalmológica Avanzada

En la actualidad podemos hablar de cuatro líneas principales de investigación para conseguir recuperar visión en casos terminales de enfermedad retiniana: la terapia génica, el implante y/o sustitución de células y tejidos, incluyendo las famosas células madre, y la terapia de neuroprotección, sin olvidar por supuesto el abordaje tecnológico de la visión artificial que puede traernos sin lugar a dudas y en breve, importantes satisfacciones. Quizás la primera, la terapia génica, es la más novedosa y la menos conocida por ello pensamos que es interesante explicar en qué consiste y el estado actual de su evolución.

La terapia génica es un conjunto de técnicas que permiten transportar secuencias de ADN/ARN al interior de las células diana (enfermas), con el objeto de modificar el funcionamiento de determinadas proteínas que se encuentran alteradas y que son causantes de la enfermedad, con el objetivo de hacer reversibles el trastorno biológico que producen.

En la actualidad, existen a nivel mundial 8 ensayos clínicos en enfermedades hereditarias de la retina que se basan en la terapia génica, utilizando los vectores virales adenoasociados (AAV). La vía de administración es subretiniana y los objetivos que se pretenden conseguir son: Mejoría de la sensibilidad a la luz, Mejoría del Campo visual, Mejoría de la percepción del color y, Cambios de la Agudeza Visual.

En 1997 se identificó por vez primera el gen responsable de  enfermedad distrofia-degenerativa de la retina, más concretamente el ATP-binding Cassette transporter gene, subfamilia A, miembro 4 (ABCA4). Se trata de un gen de gran tamaño que codifica para una proteína de los fotoreceptores que participa en el transporte de substratos a través de membranas.

Hasta la fecha se han descrito mutaciones en ABCR en cinco mutaciones distintas: Retinitis pigmentosa, Distrofia de conos y bastones, Enfermedad de Stargardt, Fundus Flavimaculatus y Degeneración macular asociada a la edad (DMAE). En este modelo la severidad de la enfermedad está en relación inversa con la actividad de ABCR, por lo que el diagnóstico genético podría predecir la secuencia potencial que seguirá la enfermedad retiniana, aportando un pronóstico visual concreto para cada paciente. Pensamos que este beneficio se pueda extrapolar al resto de enfermedades mencionadas.

En la reunión anual de la Asociación para la Investigación en Visión y Oftalmología 2013 (ARVO), el mayor foro mundial relacionado con las investigación oftalmológica, se presentaron  importantes avances biomédicos, destacando el StarGen.

StarGen es una terapia basada en genes para el tratamiento de la enfermedad de Stargardt. La enfermedad es causada por una mutación en el gen ABCR que conduce a la degeneración de los fotoreceptores en la retina y pérdida de la visión. Los genes son introducidos en el ojo del paciente mediante vectores virales. La microcirugía  la podremos llegar a realizar con las técnicas de pequeña invasión y cánulas ultrafinas subretinianas. Se están realizando estudios en fase clínica para optimizar los protocolos de actuación. Este tipo de terapia será en breve una realidad que podría ayudar a muchos pacientes que padecen alteración de este gen ABCR.

La Optogenética es otra prometedora y novedosa rama de investigación para regenerar la visión en retinas seriamente dañadas. Normalmente, las células ganglionares no son sensibles a la luz, los conos y bastones son los que convierten la luz en señales eléctricas enviadas al cerebro, donde son interpretadas como la visión.

Las células ganglionares juegan un papel diferente, aportando los últimos toques a la información visual producida por los conos y bastones - puesta a punto, si se quiere - antes de que haga su camino hacia el cerebro. En muchas degeneraciones de la retina, las células ganglionares sobreviven mucho tiempo después de que los conos y bastones han desaparecido, lo cual abre una nueva vía para intentar recuperar visión, intentar que funcionen aunque las otras neuronas de la retina no se encuentren activas.

Mediante la terapia génica con adenovirus asociados los investigadores son capaces de sintetizar proteínas prediseñadas como la LiGluR que permite a las células ganglionares convertir la luz en estimulo eléctrico y con ello enviar una señal al cerebro para que pueda iniciarse la secuencia de percepción visual, es decir, recuperar visión.

Estos avances permitirán en breve tratar pacientes con enfermedades degenerativas de la retina, hasta ahora condenados a la ceguera. Se abre una luz de esperanza para recuperar parte de la visión. En Area Oftalmológica Avanzada estamos siguiendo la evolución de estos nuevos tratamientos y esperamos poder ofrecerlos a nuestros pacientes en cuanto sea posible, por ello recomendamos hacer una visita de control a todos los que sufren alguna de las enfermedades retinianas mencionadas al principio de este artículo, con el oftalmólogo de su confianza o en nuestro centro si lo considera oportuno.



lunes, 15 de julio de 2013

CIRUGÍA DEL PTERIGION CON LÁSER Y BIOADHESIVOS

Una nueva técnica quirúrgica para el tratamiento del Pterigion ofrece mejores resultados. La combinación de Mitomicina C, el láser de erbium y los bioadhesivos, consiguen una recuperación más rápida y la prevención de las molestas recidivas.

El pterigion es una proliferción de tejido fibrovascular que aparece en la región nasal o temporal  de la conjuntiva bulbar y que avanza sobre la córnea ocasionando la pérdida de visión, tal como aparece en la foto. Su tratamiento es múltiple pero en la mayoría de casos hay que recurrir a la cirugía para extirpar este tejido, con el inconveniente que esto supone y con un pronóstico reservado porque en muchos casos suele aparecer de nuevo la enfermedad, una recidiva, 

Ptrigion que invade la córnea (asterisco).

      
Recientemente en Area Oftalmológica Avanzada, hemos desarrollado una técnica nueva para facilitar la cirugía, que sea menos traumática y reducir el índice de recidivas. La técnica consiste en cuatro pasos: (1) la extirpación selectiva de la zona afecta, (2) la utilización de un láser que induce la lisis de las células límbicas activadas responsables de las recidivas, (3) la aplicación de Mitomicina C, un antimitótico que ayuda a controlar la fibrosis y finalmente (4), el cierre de la herida con un bioadhesivo que tiene capacidad antinflamatoria y evita la necesidad de suturas (ver video). http://youtu.be/sNZF1o3_xC4




Esta técnica la estamos utilizando hace un año, en los casos que no es necesario recurrir a implantes mucosos y los resultados obtenidos son muy buenos, los pacientes pueden hacer una vida casi normal a los 3 días y el índice de recidivas ha disminuido en más de un 50% respecto a los valores obtenidos con las técnicas clásicas (datos pendientes de publicación).

Pensamos que esta nueva técnica puede ayudar a mejorar las expectativas de los pacientes afecto de Pterigion, especialmente aquellos casos que tienen dificultades a la hora de plantear una cirugía, ahora podemos reducir el tiempo de recuperación y el porcentaje de recidivas.